Realmente, ¿conoces lo que estás comiendo?

Por: ECOticias.com
el periódico verde

Los alimentos ultraprocesados no son comida!

El 80 por ciento de los productos de alimentación que se venden en los supermercados son ultraprocesados, lo que corresponde a 3,463 artículos, según ha informado el dietista-nutricionista y creador del movimiento ‘Realfooding’, Carlos Ríos, en el Congreso Esalud ‘#Saludsinbulos’.  “La alimentación se contagia por hábitos sociales”, ha advertido el especialista, poniendo énfasis en cuidar estas rutinas, para ir hacia un vida más sana.

Los ultraprocesados “no son comida, son fabricaciones industriales a partir de varios ingredientes”, entre los que puede haber azúcares añadidos, aceites vegetales refinados, aditivos, harinas refinadas, etcétera, pero no tienen “ningún alimento entero” ha clarificado el dietista. En esta línea, Ríos ha explicado que hay bastantes bulos en el ámbito de la alimentación, porque “es un terreno donde hay mucha confusión”, algunas de estas mentiras tratan temas como “la importancia del desayuno, si las grasas saturadas son malas o si lo frutos secos engordan”, ha ejemplificado.

Sien embargo, el mayor bulo es el de la dieta equilibrada, según ha explicado el nutricionista. “Esta semana una famosa cadena de restauración de hamburguesas ha salido con una chef importante y un dietista diciendo que la hamburguesa con patatas fritas son saludables y equilibradas” ha expuesto como ejemplo paradójico.

Lo que hay que saber son los siguientes datos: cuáles son los alimentos saludables, buenos, y cuales no, constituyendo la categoría de insanos. Por contra, la dieta equilibrada asegura que hay que comer de todo, pero con moderación, “todo con una dieta equilibrada es posible” ha ironizado Ríos. Este mensaje hace que el consumidor, cuando llega al supermercado, se lleve lo que quiere, porque esta a merced del ‘marketing’. Hay gente que cree que la dieta insana es estar comiendo todos los días comida rápida, cuando realmente pueden estar cayendo en su cesta de la compra productos que parecen favorables porque llevan mensajes de 0%, alimento natural etc, pero realmente son un cúmulo de una serie de ingredientes insanos.

Aunque la ciencia de la nutrición es bastante reciente y ha nacido de detectar ciertos nutrientes concretos, la alimentación no debería centrarse tanto en estos nutrientes como en el procesamiento o la calidad de los mismos, ha señalado el experto. Al afirmar que todo entra dentro de una dieta equilibrada, se cae en la posibilidad de que las cadenas de industria alimentaria insana digan que sus productos son saludables porque dentro de una dieta variada tienen cabida, cuando no es así.

Tampoco es cierto que este tipo de productos sean “tóxicos agudos”, ha concretado Ríos. Tomar un refresco no crea ningún tipo de toxicidad aguda, pero sí son “productos insanos crónicos”, lo que significa que “dan la cara en una temporalidad de años, décadas o incluso toda un vida”, ha expuesto. Cada vez hay más enfermedades ya típicas en la sociedad como obesidad, algunos tipos de cáncer, diabetes tipo II o la enfermedad cardiovascular, cuyo factor determinante es que cada vez la gente ingiere productos ultraprocesados antes.

Por ello, “el mensaje es claro”, ha asegurado, “es necesario informar sobre qué es sano y qué es un ultraprocesado“, para ser consciente de ello y poder evitarlo, empoderando a la gente a base de conocimiento y conciencia. Incluso se podría llegar, así, a políticas de salud pública más efectivas. Si se catalogasen una serie de productos como insanos, con su debidas evidencias científicas, se podrían usar políticas en salud pública “más efectivas”, como “la subida de impuestos a estos artículos y haciendo algo más inaccesible el alcance del público a los mismos”, ha ejemplificado Carlos Ríos.

Fuente: www.ecoticias.com

vídeo por: redpapaz
No comas más mentiras
youtube.com/watch?v=_GGuEh9Yeuc

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *