FALSOS MITOS DEL AZÚCAR PARA QUE AUMENTES SU CONSUMO

Falsos mitos del azúcar para que aumentes su consumo

Está claro que existen muchos intereses económicos alrededor de los alimentos básicos de nuestra alimentación diaria. Y esos poderosos intereses suelen valerse de falsas afirmaciones e históricos mitos para conseguir que sus productos se vendan y se consuman de forma masiva. Siendo alimentos sanos no siempre son tan recomendables como nos quieren hacer creer.

 

Hace tiempo intentamos desenmascarar algunos mitos sobre la leche; hoy vamos a hacer lo mismo con el azúcar ayudándonos de una recopilación efectuada por Darío Pescador en su blog Transformer:

– “El azúcar es necesario para el funcionamiento del cerebro”

Todas las células de nuestro cuerpo, incluidas las del cerebro, utilizan la glucosa como energía. Pero ello no quiere decir que el azúcar sea la única ni la mejor fuente de suministro de esa glucosa; existen otros muchos alimentos que nos la pueden facilitar. Además, está demostrado que en caso de emergencia el cerebro también puede funcionar perfectamente con cuerpos cetónicos que proceden de la descomposición de las grasas.

– “El azúcar te da energía”

Esta afirmación es innegable: el azúcar proporciona energía a nuestro cuerpo pero lo hace de una forma que no provoca ningún beneficio ya que produce una especie de  “subidón” de media hora y después una caída en picado mientras sube tu insulina y tu cuerpo se dedica a almacenar toda esa glucosa extra en forma de grasa.

– “El azúcar de caña y la miel son sanísimos”

Existe la creencia que el azúcar refinado es, prácticamente, “mortal” y que el no refinado y la miel son sanísimos. Efectivamente, los azúcares no refinados contienen más minerales beneficiosos para nuestro cuerpo, pero engordan igual, siguen disparando tu insulina y provocan que tu cuerpo almacene grasa. Igualmente, la miel contiene mucha fructosa que también se metaboliza en forma de grasa.

– “Un sobre de azúcar en el café no cuenta”

Está claro que los ocho o diez gramos de azúcar de un sobrecito en el café no tiene excesiva importancia para nuestro cuerpo… siempre y cuando fuese el único azúcar que ingiriésemos diariamente. Esos gramos sumados a los 30 de las galletas o la mermelada, a los 25 de un refresco o a los 5 del kétchup por poner algunos ejemplos, suponen una ingesta de 300 o 400 calorías extras diarias que se convertirán en no pocos gramos de grasa en tus “michelines”.

– “Los niños deben tomar azúcar”

Los niños necesitan ingerir los mismos alimentos que los adultos aunque, al estar creciendo, deberían incrementar la ingesta de proteínas, grasas saludables, minerales y vitaminas. Pero nada de alimentos con aportes extra de azúcar. La bollería industrial, los caramelos y algunos cereales enriquecidos para el desayuno deberían desaparecer de las dietas infantiles, ya que lo único que consiguen es crear una generación de niños obesos.

Quizá todas estas afirmaciones sean algo estrictas y es indudable que concedernos un pequeño capricho en forma de azúcar periódicamente es más que recomendable. Pero de ahí a hacernos creer bondades inexistentes en este alimento…

Fuente: http://ecomadres.blogspot.mx/2013/09/falsos-mitos-del-azucar-para-que.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *