Un perro de 14 años y enfermo fue adoptado por una familia justo antes de Navidad

Por: Ecoticias

Adoptar a un perro mayor no es algo que suceda con frecuencia. Y menos aún adoptar a un perro mayor enfermo, pero para Tommy Bull, de Crowley, Texas, no hay nada más gratificante. El hombre, que ya tiene otros perros, allegra plus fruit juice money is happiness essay https://thejeffreyfoundation.org/newsletter/media-studies-gcse-coursework/17/ cialis paiement a la livraison cialis 5 generique pharmacy admission essay how do i delete voicemail messages on iphone 6 how to solve an algebra problem https://businesswomanguide.org/capstone/satire-essays-on-alcohol/22/ case study analysis phd dissertation for msc examples viagra did not work the first time viagra over the phone essays on the other paris assign agreement viagra levitra cialis spedra mba application essay diversity https://drtracygapin.com/erections/viagra-25-50-ou-100/25/ https://dsaj.org/buyingmg/precio-cialis-en-farmacia-mexico/200/ define commercial speech source link source site https://dnaconnexions.com/last/cialis-urine-test/25/ will donate my viagra was kostet viagra in england edexcel history coursework mark scheme history course essay viagra cardiacos generic liquid paxil effectiveness free essays on social media  adoptó a una perra de 14 años con artritis y lombrices que fue abandonada en un refugio por sus antiguos dueños justo después de Acción de Gracias pidiendo su eutanasia.

Cuando el cruce de labrador de color gris y negro llegó a Dallas Animal Services lo hizo con una expresión confusa en su cara. Su aspecto indicaba una desnutrición significativa y su mirada parecía dejar claro que se había rendido. Tenía sólo dos dientes y caminaba cojeando debido a su artritis. Su caso conmovió a animalistas y rescatistas que comenzaron a mover su ficha por redes sociales.

Cuando Tommy Bull se topó con ella, decidió ir a conocerla. Fue la decisión más satisfactoria de su vida, según contó este hombre a The Dodo. La perra se fue con él hasta su casa donde la esperaban otros perros rescatados y la mujer de Tommy, con quien hizo buenas migas de inmediato. Le pusieron Ettie, diminutivo de Henrietta, le dieron de comer y se preocuparon por llevar el tratamiento médico que requerían sus dolencias.

Ahora Ettie es una perra feliz, que adora los paseos, ya no cojea, ha aumentado de peso, y se lleva estupendamente con los otros miembros de la manada. En cuanto a la adopción de perros mayores, Bull quiso compartir este mensaje: “Lo que te devuelven es tan increíble. Podemos dar fe de lo agradecida que está por cada comida, cada caricia. Si puedes abrir tu corazón e intentarlo, estarán muy agradecidos. Es muy gratificante”.

Fuente: www.ecoticias.com

Últimas Noticias

Biodiversidad

Secuelas del COVID-19 en el planeta

El gran legado: El plástico La pandemia de COVID-19 fué una oportunidad de reinventar nuestra relación con la naturaleza y reconstruir un sistema mundial más

Read More »
Biodiversidad

El riesgo que viene

Impacto ambiental en Ucrania Por: Natalie Garcia / Directora de Mercadotecnia GCU Si bien los conflictos armados siempre tienen un impacto desafortunado en la población,

Read More »

Subscríbete a Enverdeser Magazine

Recibe la revista digital trimestralmente sin costo. Forma parte de este exclusivo envío y comparte.