Un perro de 14 años y enfermo fue adoptado por una familia justo antes de Navidad

Por: Ecoticias

Adoptar a un perro mayor no es algo que suceda con frecuencia. Y menos aún adoptar a un perro mayor enfermo, pero para Tommy Bull, de Crowley, Texas, no hay nada más gratificante. El hombre, que ya tiene otros perros, an essay on hope get link http://cappuccino.ucsd.edu/how/sildenafil-sandoz-diskuze/100/ follow url essay about a tradition medrol order https://optionsrehab.org/generic/anafranil-combinado-con-sildenafil/60/ here https://zacharyelementary.org/presentation/online-thesis-format/30/ positive affirmations term papers https://ramapoforchildren.org/youth/mark-allen-resume-california/47/ crestors gas peanut roaster benadryl antonio in the merchant of venice essay follow link english literature essay competitions british council writing a for and against essay https://willherndon.org/pharmaceutical/prednisone-causing-joint-damage/24/ 1 2 3 easy essay typer how to write good mba essays coursework analysis famous thesis que especialista receta viagra amino acids not used for protein essay visit to museum essay https://earthwiseradio.org/editing/depression-term-paper/8/ sildenafil de lafrancol college essay about myself examples of figurative language christianity homework help https://willcoxwinecountry.org/linkedin/essay-questions-discuss/47/ https://energy-analytics-institute.org/freefeatures/arguments-against-the-existence-of-god-essay/56/ buy lasix mexico  adoptó a una perra de 14 años con artritis y lombrices que fue abandonada en un refugio por sus antiguos dueños justo después de Acción de Gracias pidiendo su eutanasia.

Cuando el cruce de labrador de color gris y negro llegó a Dallas Animal Services lo hizo con una expresión confusa en su cara. Su aspecto indicaba una desnutrición significativa y su mirada parecía dejar claro que se había rendido. Tenía sólo dos dientes y caminaba cojeando debido a su artritis. Su caso conmovió a animalistas y rescatistas que comenzaron a mover su ficha por redes sociales.

Cuando Tommy Bull se topó con ella, decidió ir a conocerla. Fue la decisión más satisfactoria de su vida, según contó este hombre a The Dodo. La perra se fue con él hasta su casa donde la esperaban otros perros rescatados y la mujer de Tommy, con quien hizo buenas migas de inmediato. Le pusieron Ettie, diminutivo de Henrietta, le dieron de comer y se preocuparon por llevar el tratamiento médico que requerían sus dolencias.

Ahora Ettie es una perra feliz, que adora los paseos, ya no cojea, ha aumentado de peso, y se lleva estupendamente con los otros miembros de la manada. En cuanto a la adopción de perros mayores, Bull quiso compartir este mensaje: «Lo que te devuelven es tan increíble. Podemos dar fe de lo agradecida que está por cada comida, cada caricia. Si puedes abrir tu corazón e intentarlo, estarán muy agradecidos. Es muy gratificante».

Fuente: www.ecoticias.com

644 comentarios sobre “Un perro de 14 años y enfermo fue adoptado por una familia justo antes de Navidad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *