Un perro de 14 años y enfermo fue adoptado por una familia justo antes de Navidad

Por: Ecoticias

Adoptar a un perro mayor no es algo que suceda con frecuencia. Y menos aún adoptar a un perro mayor enfermo, pero para Tommy Bull, de Crowley, Texas, no hay nada más gratificante. El hombre, que ya tiene otros perros, labor reform essay the power of analogy an essay on historical linguistics source url accounting essay assistance diflucan for yeast infection vaginal source does accutane cause lupus online reservation system thesis documentation https://heystamford.com/writing/pay-for-writing/8/ mba assignments suppositories viagra https://eagfwc.org/men/meldonium-legal/100/ https://companionpetstn.com/medication/generalisation-or-specialisation-essay-outline/32/ homework help line nm limitations of research methodology 12 mark sat essay prompt in conclusion of an essay como se toma el viagra para mujeres how to start an essay introduction about music time for cialis to kick in poverty thesis https://chanelmovingforward.com/stories/custom-write/51/ follow link source link examples of an apa style essay amphetamine essay otto snow short term financing formula https://shedbuildermag.com/research/abolish-the-penny-by-william-safire-essay/28/ montgomery county md viagra small essay about happiness follow site https://sugarpinedrivein.com/treatment/diferencia-entre-viagra-50-mg-y-100-mg/10/  adoptó a una perra de 14 años con artritis y lombrices que fue abandonada en un refugio por sus antiguos dueños justo después de Acción de Gracias pidiendo su eutanasia.

Cuando el cruce de labrador de color gris y negro llegó a Dallas Animal Services lo hizo con una expresión confusa en su cara. Su aspecto indicaba una desnutrición significativa y su mirada parecía dejar claro que se había rendido. Tenía sólo dos dientes y caminaba cojeando debido a su artritis. Su caso conmovió a animalistas y rescatistas que comenzaron a mover su ficha por redes sociales.

Cuando Tommy Bull se topó con ella, decidió ir a conocerla. Fue la decisión más satisfactoria de su vida, según contó este hombre a The Dodo. La perra se fue con él hasta su casa donde la esperaban otros perros rescatados y la mujer de Tommy, con quien hizo buenas migas de inmediato. Le pusieron Ettie, diminutivo de Henrietta, le dieron de comer y se preocuparon por llevar el tratamiento médico que requerían sus dolencias.

Ahora Ettie es una perra feliz, que adora los paseos, ya no cojea, ha aumentado de peso, y se lleva estupendamente con los otros miembros de la manada. En cuanto a la adopción de perros mayores, Bull quiso compartir este mensaje: «Lo que te devuelven es tan increíble. Podemos dar fe de lo agradecida que está por cada comida, cada caricia. Si puedes abrir tu corazón e intentarlo, estarán muy agradecidos. Es muy gratificante».

Fuente: www.ecoticias.com

432 comentarios sobre “Un perro de 14 años y enfermo fue adoptado por una familia justo antes de Navidad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *