Y tú ya eres un ECO CIUDADANO?

Ser eco ciudadano significa exactamente eso, tener responsabilidad ambiental y cumplirla de forma cotidiana dentro de nuestro rol de ciudadanos.

Para ser eco ciudadano hemos de entender el concepto de ciudadanía. En efecto, el concepto de ciudadanía nos remite a una suma de individuos que tienen en común su condición de personas que conviven en un contexto de modernidad.

Ser un ciudadano responsable en el cuidado del entorno, un eco ciudadano, se traduce en ser un concepto universal. El término no alude tanto al lugar donde se vive, sino a esa globalidad en la que actualmente vivimos inmersos. Más allá de pertenecer a un barrio, municipio, ciudad, región o país, somos ciudadanos.

¿Cómo puedo pasar a la acción?

El objetivo es defender, respetar y ayudar al planeta a través de acciones que en su mayor parte se han convertido en rutina. Una interiorización que, a su vez, obedece a un deseo de dejar a las futuras generaciones un planeta lo más saludable posible.

Ya que la vida humana y los ecosistemas están íntimamente unidos para lo bueno y lo malo (la preservación y la destrucción de los ecosistemas), nuestras actuaciones cotidianas son esos pasos que van haciendo camino al andar.

Un camino que busca soluciones a través de la eco ciudadanía, sumando grano a grano y también presionando a los poderes públicos para que actúen en este sentido.

Ser eco ciudadano es algo muy de hoy en día. Tanto por el concepto en sí de ciudadanía como por la tendencia en favor de la ecología, ambas ideas universales establecidas en el mundo en el que vivimos.

Además de ser un concepto muy actual, también tiene un lado práctico clave. De hecho, su vertiente práctica es lo que explica su importancia. Su razón de ser y la razón por la que se trata de una idea tan versátil y aplicable.

Te gustaría formar parte de la nueva Eco Ciudadanía? Go to:

https://www.ecologiaverde.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *