Diseñan viviendas con botellas de PET.

Un equipo multidisciplinario de estudiantes del Instituto Tecnológico de Tepic (ITT) diseñó un fraccionamiento sustentable con un sistema constructivo que emplea botellas de politereftalato de etileno (PET), que les hizo acreedores al primer lugar en la categoría Internacional de la Feria Tecnológica del Centro Paula Souza (Feteps), celebrada en São Paulo, Brasil.

Mercado Velázquez fue quien diseñó el sistema constructivo a base de botellas de PET. Si bien el modelo ya existe, la estudiante de último semestre de Ingeniería Civil, explica que hizo modificaciones para que la construcción se asimilara a una convencional, con el propósito de que las personas se familiarizaran con la edificación y no se resistieran a habitar esta vivienda sustentable.

“Para empezar los muros son del ancho de un muro convencional, para lograr ese grosor teníamos que cortar la botella y esto lo hicimos para que nuestras casas no parecieran diferentes a la vista; cuando nosotros planteamos este sistema constructivo, la primera incógnita fue cómo tapar la botella y propusimos una capa de mortero (combinación de cemento y arena).

 

Cada una de las botellas empleadas en la construcción de la vivienda serán rellenadas con la arena producto de la excavación en la zona y tendrán un acomodo semejante a un panal de abejas, informó Mercado Velázquez. Añadió que el sistema de marcos de la casa se construirá de cemento, pues “es la parte estructural que hace que la vivienda sea segura”; sin embargo, en el futuro someterá las columnas y trabes de PET para comprobar su resistencia estructural.

Mientras tanto, los muros de PET serán cubiertos por un aplanado de arena, cal y cemento que conseguirá que a la vista luzca como una pared convencional, “las botellas se van a pegar entre ellas con mortero y una vez que estén así se van a aplanar con una capa de 1.5 centímetros”

Se estima que este sistema de autoconstrucción disminuiría el costo de la vivienda de 37 mil a 30 mil dólares.

El uso de las ecotecnias refuerza el nombre y el propósito de este fraccionamiento; las técnicas están desarrolladas para aprovechar eficientemente los recursos naturales, y fue María José Lozano Cruz, estudiante de Ingeniería Química, quien diseñó y ajustó algunas de ellas para que su uso fuera aún más eficiente en la zona.

El tratamiento de aguas grises que diseñó Lozano Cruz para Eco-Sec es a través de un biofiltro que purificará las aguas que resultan del uso doméstico, como el lavado de utensilios y de ropa, así como el baño de las personas.

Conoce todos los detalles en: https://goo.gl/yFHQPJ 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *