ENERGÍA VERDE EN URUGUAY: UN EJEMPLO A SEGUIR

Energía Verde en el Uruguay: un ejemplo a seguir

En los últimos cincuenta años, esta pequeña nación ha pasado de ser una comunidad básicamente agraria y ganadera, tras vivir y superar una dictadura y varios descalabros económicos, ser un líder próspero y estable de América del Sur. Sin embargo, debido a que Uruguay es un país pequeño más conocido futbolísticamente que por su economía y muy al Sur del mundo, la comunidad internacional rara vez se toma el tiempo para aplaudir su compromiso con la energía verde.

Los logros de Uruguay.  Uruguay tiene una población de aproximadamente 3.3 millones de personas y es territorialmente hablando, uno de los países más pequeños del continente, pero se le dan excelentes calificaciones a nivel mundial gracias a su auténtica democracia, a la calidad de vida, la libertad de prensa y una serie de otros atributos. Uruguay es un ejemplo de libertad política, una potencia financiera y una fuerza de paz, tanto en la región como en el extranjero; de hecho, es uno de los mayores contribuyentes a las fuerzas de paz de la ONU.

Además, Uruguay ha legalizado la marihuana, el matrimonio entre personas del mismo sexo y el aborto. Tanto el cuidado de la salud como la educación tienen una alta calidad y son asequibles y si bien no es un país perfecto, tiene mucho de lo que enorgullecerse: en particular, de su compromiso con las energías renovables.

Un gran ejemplo Dinamarca comenzó a cambiar su estructura de producción energética en 1970 y apenas ha alcanzado una cota de cobertura de las renovables del 38 % de su necesidad total, mientras que en Uruguay el 95 % de la electricidad se genera a partir de fuentes renovables. Y el proceso comenzó en 2005. A partir ese año, Uruguay invirtió más de un 3 por ciento de su PIB anual en la revisión del sistema de energía. El paisaje y la orografía del Uruguay ayudaron a implantar tanto las turbinas de energía eólica, como el fomento y desarrollo de las hidroeléctricas. Las primeras han sido fundamentales cuando las sequias han afectado a las segundas.

 

Uruguay es uno de los únicos países de América latina que está fuera de la lucha entre las energías verdes y el consumo de combustibles fósiles. Y eso es bueno porque la nación carece de yacimientos altamente redituables de carbón, petróleo o gas. Hasta hace poco tiempo el país dependía energéticamente de Argentina y Brasil, por lo que el camino de la autosuficiencia económica se ha hecho una velocidad asombrosa. De hecho, ambos países vecinos y socios comerciales (Mercosur) podrán comenzar a importar energía de Uruguay en muy poco tiempo.

 

http://www.ecoticias.com/eco-america/126618/Energia-Verde-Uruguay-ejemplo-seguir