ALIMENTOS TRANSGENICOS AL DESNUDO

Alimentos transgénicos al desnudo

Una sombra de desconfianza se cierne sobre los transgénicos. La producción de organismos genéticamente modificados aumenta y la polémica también. DW les ofrece una guía para comprender mejor el tema.

 

El cruce de especies, tanto de plantas como animales, por parte del ser humano, se remonta a tiempos inmemoriales. Ahora, gracias a la biotecnología, un proceso de siglos se reduce a meses, semanas, e incluso se produce aquello que parecía imposible.

¿Qué son los transgénicos?

Los transgénicos u organismos genéticamente modificados (OMG), son aquellos organismos a los que se les ha introducido genes de otro organismo. Podríamos decir entonces que, por ejemplo, una planta transgénica es aquella a la que se le ha introducido un gen de una bacteria. O un animal transgénico es aquel al que se le ha introducido un gen de otro animal.

¿Qué es un gen?

Un gen es la unidad de información dentro del ADN que permite producir una proteína. Un ser vivo está lleno de ADN y el ADN a su vez está lleno de genes. Cada proteína producida tiene una función específica dentro del ser vivo y algunas, según qué trabajo realicen dentro del organismo, pueden conferirle a este una propiedad especial.

¿Cuál es el objetivo de los OMG?

Los OMG se fundamentan en una habilidad o propiedad especial adquirida. Por ejemplo, un maíz transgénico que resiste a las plagas, gracias al gen de una bacteria -Bacillus thurgensis- que le permite producir una toxina venenosa para los insectos que lo devoran. O, por poner un ejemplo más descabellado, un conejo fluorescente que brilla bajo luz azul, gracias a los genes de una medusa luminiscente.

La aplicación genética en la industria de alimentos

Los OMG tienen como fin último el beneficio humano. Alguien, después de leer las últimas líneas, podría pensar, ¿para qué nos serviría un conejo fluorescente? Para nada, pero a esta tecnología aplicada a la agricultura y a la industria de la alimentación se le presuponen muchas ventajas.

La posibilidad de criar animales para el consumo humano que crecen más rápido y son tres veces más grandes, como los salmones estadounidenses considerados ya aptos para el consumo; o poder cultivar plantas resistentes a los herbicidas o a la escasez de agua, como el caso anterior del maíz capaz de sintetizar una toxina contra los insectos pero inofensiva contra el ser humano….

 

Fuente:  http://www.dw.com/es/alimentos-transg%C3%A9nicos-al-desnudo/a-19156806