BAMBÚ: EXÓTICO, SALUDABLE, ECONÓMICO Y ECOLÓGICO

Bambú: exótico, saludable, económico y ecológico

¿Te has planteado alguna vez usar el bambú para reformar y decorar tu casa? Seguro que más de una vez has oído a algún conocido decir aquello de: “me encantaría tener un parquet natural macizo pero es demasiado caro…”o “no me gustan las maderas tropicales porque la traen de bosques protegidos…” Pues ambas opiniones son falsas: podemos tener un parquet macizo de bambú a buen precio y no tener remordimientos ecológicos, dado que el bambú crece fácilmente en cualquier entorno.

En este artículo te contamos las claves de la madera de bambú: sus características, acabados, aplicaciones y el por qué está considerada una madera ecológica.

¿Dónde y cómo crece el bambú?

El bambú es una herbácea, lo que significa que cada año brota de nuevo, incluso si se tala. El bambú crece en varios puntos del planeta, pero sus mayores extensiones se encuentran en Asia y concretamente, en China.

Tan resistente como el metal

El bambú tiene una característica que lo hace casi único: su composición fibrada le da una resistencia comparable al metal y una dureza mayor que el roble o el iroko. En China se han construido puentes enteros con bambú. Por esta razón, el bambú puede ser utilizado en cualquier tipo de elemento: suelos, puertas, ventanas, muebles. Incluso en exteriores.

Tipos de acabados

La madera de bambú se fabrica, principalmente, con 4 acabados diferentes:

Vertical natural: el color natural es pálido, un color cercano al pino español, aunque más suave. El acabado vertical, se refiere a la orientación del nudo de la madera.

Vertical tostado: el proceso de tostado le confiere a la madera un color más exótico, que puede incluso llegar a adquirir la tonalidad caoba.

Horizontal natural: el nudo se dispone en horizontal y el acabado del color es natural.

Horizontal tostado: nudo en disposición horizontal y madera tostada.

Fuente: www.elmueble.com/ideas/decoterapia/bambu-exotico-saludable-economico-y-ecologico_158