TENDENCIAS ALIMENTICIAS Y SU RELACIÓN CON EL MEDIO AMBIENTE

Tendencias alimenticias y su relación con el medio ambiente

Cada persona adulta decide la forma en la que quiere alimentarse (exceptuando prohibiciones médicas por nuestras propias circunstancias) y muchas de estas elecciones están apoyadas por razones éticas, medio ambientales, de respeto al animal, de rebeldía contra la industria actual, de protesta, de salud y muchos otros tipos. El debate sobre la forma de alimentarse está presente en todas las esferas de la vida y cada uno tiene sus razones válidas para decantarse por una u otra opción, haciendo uso de su propia libertad. A continuación, te presentamos algunas de las formas de alimentarse más implantadas en la sociedad.

La gran mayoría: omnívoros

Omnívoros significa que se puede comer de todo: verdura, productos animales, frutas, etcétera. Hoy en día, la gran mayoría de la población no se impone ninguna restricción, aunque el vegetarianismo ha irrumpido con fuerza en los últimos años. Muchas personas creen que esta forma de comer es poco respetuosa con el medio ambiente, aunque ser vegetariano no es sinónimo de ser ecológico. En definitiva, una persona puede ser omnívora y seguir preceptos ecológicos, como vamos a ver a continuación.

Vegetarianos

A grandes rasgos, podríamos definirlos como las personas que han excluido la carne (y el pescado) completamente de su dieta. Actualmente, hay muchas personas que comen así y han proliferado los restaurantes, los mercados y las ferias de esta forma de alimentación. Las personas vegetarianas señalan las innumerables ventajas que su alimentación conlleva, entre ellas:

– Un beneficio en la salud, al comer más legumbres, cereales, semillas, frutas y verduras, alimentos muy sanos y desintoxicantes.

– Una manera deliciosa de perder peso y sentirse bien.

– Prevención de enfermedades cardíacas, relacionadas con la ingesta de carne.

– Una vida más ecológica. No comer carne ahorra mucha agua porque para criar a un animal consumimos mucha agua, la cual podría usarse para regar plantas y verduras.

– Menos contaminación. La industria cárnica contamina en exceso.

– Mejor conciencia. Es inmoral contribuir a matar a animales cuando es posible alimentarse de otro modo.

Al contrario que los veganos, los vegetarianos comen en ocasiones productos derivados de los animales, como huevos o lácteos.

Se estima que, en la actualidad, hay más de 600,000 millones en el mundo, especialmente en naciones como Alemania, donde ya un 8% de la población es puramente vegetariana. Según el presidente de la Vegetarier Bund Deutschland, el vegetarianismo aumenta a razón de un 10% por año….

Fuente: http://www.ecologiaverde.com/tendencias-alimenticias-relacion-medio-ambiente/