CUBIERTOS, PLATOS, PAPEL Y ENVOLTORIOS COMESTIBLES

Cubiertos, platos, papel y envoltorios comestibles

Las vajillas comestibles no son un imposible. Cucharas, cuchillos, tenedores, platos e incluso la misma carta del restaurante podría comerse tranquilamente. Son inventos nuevos que buscan contribuir al cuidado del planeta, al tiempo que hacen negocio con sus originales propuestas.

Ya puestos, hasta el ticket o el envoltorio de las hamburguesas. Más allá de ser biodegradables, van directamente al estómago. Y aunque no todas las propuestas son realmente ecológicas, el concepto en sí tiene un gran potencial de sostenibilidad.

Su punto fuerte a nivel ambiental es lo que evitan. Puesto que constituyen alternativas a los cubiertos, al papel, plástico y otros materiales contaminantes, su gran eco-ventaja está en evitarlos.

Por lo tanto, sólo si lograran reemplazar al papel o a los cubiertos de metal o de plástico, por ejemplo, podría resultar una contribución significativa. Aún así, cada caso es distinto y habría que valorar el impacto ambiental del mismo a lo largo del ciclo de vida del producto.

Cada invento, en efecto, tiene sus propias ventajas e inconvenientes. No puede compararse lo que contamina un plato de vidrio o de porcelana con lo que lo hacen los cubiertos, cuya composición hace que liberen sustancias tóxicas.

O, por ejemplo, no es lo mismo sustituir un producto biodegradable o compostable que otro de plástico o reutilizable, tres opciones que tenemos a la hora de preparar un picnic o una fiesta de cumpleaños, pongamos por caso. Por lo tanto, también el valor ecológico que suponen los sustitutos, será relativo.

Cubiertos comestibles

Narayana Peesapaty fundó la compañía Bakey’s, en India, un invento que podría librarnos de miles de toneladas de contaminación. Su propuesta busca sustituir cubiertos de todo tipo, tanto de plástico como de metal.

Su principal objetivo es convertirlos en alternativa a los de plástico, que sólo en su país se tiran a la basura en cantidades ingentes: 120 billones de cucharas, tenedores y cuchillos.

Su fórmula no es otra que mezclar mijo, arroz y trigo, formando una pasta lo suficientemente resistente como para poder entrar en contacto con líquidos como las sopas, el café, leche o las infusiones calientes, sin que se deshagan.

Con la originalidad, por último, de haber distintas aromatizaciones (jengibre, ajo, menta con jengibre, pimienta negra y zanahoria con remolacha, entre otras) para que la comida sea más apetecible.

A comer, envoltorio incluido 

La comida rápida también ha hecho su pequeña contribución a este tipo de iniciativas. En concreto, ha sido la cadena brasileña de fast food Bob’s la que se ha lanzado a probar un curioso envoltorio para sus hamburguesas.

Tan peculiar que ni siquiera se necesita rogarle al diente que coma su hamburguesa. Es decir, la cosa es prescindir del papel sustituyéndolo por un material comestible que cumple la misma función que aquel. Su aspecto, como puede verse en la imagen, es sorprendentemente parecido….

Fuente: http://www.ecologiaverde.com/cubiertos-platos-papel-envoltorios-comestibles/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *