CIRCO. EL LAVAVAJILLAS QUE NO NECESITA ELECTRICIDAD

CIRCO. El lavavajillas que no necesita electricidad

Su secreto: ¡funciona manualmente!

La comodidad de no tener que lavar los platos no es la única ventaja de cualquier lavavajillas. Ecológicamente hablando, también tiene su encanto: se supone que hace un uso más eficiente del agua y el jabón. ¿Su desventaja? consumen electricidad. Circo no, porque es un lavavajillas que funciona manualmente.

La foto que acompaña este post debería despejar la confusión. Morfológicamente, el lavavajillas Circo se aproxima a cualquier lavavajillas eléctrico: un rectángulo dentro del que colocan los platos sucios. Pero Circo es muy pequeño, transparente y tiene una manivela en uno de sus lados.

Diseñado para espacios pequeños, Circo puede sustituir a la escurridor donde se dejan secar los platos. Una vez que los trastes han sido lavados, pueden dejarse allí para que se escurran.

El funcionamiento es muy sencillo. El usuario debe llenar la base de la bandeja extraíble con agua, añadir una tableta de acetato de sodio que sirve para calentar el agua y ayudar con el proceso de limpieza y la parte “difícil” comenzar a girar la manivela.

Puede que el factor comodidad no esté presente tal y como lo conocemos con los lavavajillas eléctricos. Pero el factor ecológico gana más peso, pues no hay consumo eléctrico!!

El mecanismo funciona de una manera similar a un lavavajillas normal, con una centrífuga que pulveriza agua desde la base. Chevin Levin, el creador, dijo que una carga completa de platos sólo tarda un minuto en lavarse.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *