Ponte en sus zapatos

Doberman+s+ears+don+t+naturally+stand+up+and+they+re+not+naturally+_976914841828e1b758b8749a4d23c937Antiguamente a los perros de guardia y defensa como los doberman, dogos o los bóxer, se les cortaba las orejas para que no tuvieran un punto vulnerable si otro animal quería atacarlos. Este tipo de práctica afecta la interacción social del perro, además los expone al dolor y a infecciones. Lastimosamente la práctica se extendió por cuestiones “estéticas” para  las mascotas.

A continuación te mostraremos las razones por las cuales no debes hacerlo a tu mascota.

– El corte de uñas y pelo son parte de la rutina de mantenimiento y limpieza del perro. Pero en la amputación de la cola y en las orejas se cortan cartílagos, nervios, vasos sanguíneos y otros tejidos además de la piel. ¿Puedes imaginar cómo se siente el pobre animal?

– El perro necesita de su cola y orejas para poder comunicarse. Además de la comunicación oral como los ladridos y gruñidos este envía mensajes a otros perros con señales físicas y a través del olor. La posición de las orejas y el movimiento de la cola transmiten información de vital importancia para socializar con otros animales.

– La cola es la continuación de la columna vertebral en el perro y está compuesta por vertebras acompañadas de otros tejidos; por ende es un elemento importante para su equilibrio. Al correr, girar, saltar y hacer toda clase de movimientos el animal necesita de la cola para realizarlos con mayor facilidad.

– Se trata solo de “estética”. A no ser por casos médicos donde la salud de la mascota se vea afectada como por ejemplo que se haya fracturado la cola o se necesite extirpar un tumor en esa parte del cuerpo o por heridas que no puedan permitir la reconstrucción de estas zonas, estas amputaciones están prohibidas en muchas partes del mundo. Y esperamos que muy pronto sea así en el resto del planeta.

– Es extremadamente traumático y doloroso para el animal. Aunque la amputación de la cola en teoría se debe realizar durante los primeros 5 días de nacidos, debido a que los nervios y los tejidos son menos susceptibles, definitivamente el dolor existe. Algunos veterinarios usan anestesia local pero muchos criadores no lo hacen torturando al pobre animal causándole un dolor innecesario. La amputación de orejas está caracterizada por un abundante sangrado y un post-operatorio muy incómodo para la mascota.

– Los malos procedimientos y cuidados post-operatorios pueden causar hasta la muerte del animal. Como son heridas abiertas es muy probable que se presenten infecciones las cuales llegan al hueso comprometiendo la columna y si en casos extremos posiblemente esta infección cause septicemia y el perro muera.

No satisfechos con lo anterior además de la mutilación de orejas y cola, lamentablemente algunos dueños de perros acuden a las veterinarias pidiendo el corte de las cuerdas vocales para los perros que según ellos ladran demasiado dejando mudas a sus mascotas, incapaces de ladrar o con un ladrido sordo y afónico. Mientras que en el caso de los gatos, la amputación de las garras es una práctica que va más allá del corte de uñas, ya que se corta la primera falange de cada dedo donde crecen las uñas. A estos animales se les deforman sus patas debido a este procedimiento tan absurdo sin mencionar las infecciones y traumas a los cuales también quedan expuestos.

RECUERDA: antes de realizar algún procedimiento de este tipo primero ponte en el lugar de tu mascota y analiza los muchos efectos secundarios de estas prácticas innecesarias. Si verdaderamente quieres a tu mascota no gastes dinero y tiempo torturándola.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *